LO QUE SE DE LOS JERBOS:

Dese hace unos tres años mi hijo es el orgulloso propietario de una pareja de jerbos, en realidad hembras y seguramente hermanitas, de las que (¡ay de mi!) he sido el principal cuidador.

Me compré un viejo librito usado sobre cuidado de los jerbos (no encontré guías modernas sobre el tema) y miré diversas páginas de internet sobre el tema que me parecieron más o menos fiables, para hacerme una idea de como debía cuidar a los bichos. Entre esas lecturas y la práctica, me he hecho cierta idea sobre como cuidar a los jerbos, que espero que sea más o menos correcta.

El suelo de la jaula:

Para que absorba los fluidos orgánicos y para comodidad de las jerbas les pongo un suelo de venta en supermercados. Lo hay en dos versiones, pelets de madera y pelets de papel reciclado, con precio similar. Los de papel me dan mal resultado, se deshacen mucho y las jerbas acaban enseguida en una masa informe de material triturado. Los de madera van mucho mejor.

La duda es si uno hace el primo comprando pelets de madera para mascotas cuando son bastante más baratos los pelets de madera para calefacción. Una vez le cogí un puñado de pelets de calefacción a mi suegro, los tiré en la jaula de las jerbas entre los pelets de madera para mascotas y no parecían muy diferentes, pero no me he atrevido a comprar un saco se pelets de calefacción porque son un bulto importante.

Los jerbos son animales excavadores y en cautividad echan de menos excavar. Es un problema que no tiene mucha solución, excavan el material del suelo de la jaula removiéndolo bastante y a veces amontonándolo en un lado de la jaula, pero no pueden satisfacer realmente su instinto de excavar.

Material para roer:

Como buenos roedores los jerbos necesitan roer todos los días para desgastar sus dientes y compensar su crecimiento perpetuo, pues en caso contrario sus incisivos no les cabrían en la boca, con resultados muy desagradables. Para eso viene bien comprarles juguetitos de madera pero lo que he encontrado que les va mejor es las pinzas de madera para ropa, que se pueden enganchar en los barrotes de la jaula y que roen muy felices. Los lapiceros de madera que compro en un bazar chino también les gustan, pero misteriosamente solo roen los de sección cuadrada, no los redondos, pero usan como cubil tanto unos como otros.

También les gusta roer cartón. Hay que darles cartón en bruto, sin colorantes ni plásticos, como los tubos de los rollos de papel higiénico, algunas cajas de huevos o algunos embalajes. Con el cartón triturado se construyen un nido en el que descansan. Les encanta el papel tipo tisú, como el de los pañuelos de papel o el papel higiénico, que también trituran y usan como elemento de su nido.

Alimentación:

Los jerbos son casi completamente vegetarianos y se les suele dar comida para hamsters, pero además hay que darles alimento fresco, verduritas y fruta. Los libros y guías de cuidado de jerbos no son muy expresivos de que vegetales se les puede dar y cuales no, entre los que no mencionan las uvas (que muchos mamíferos no pueden consumir) y entre los que si la manzana. Yo a las jerbas de mi hijo les suelo dar trocitos de piel de manzana, trocitos de lechuga y repollo, llantén, trebol, margaritas del campo y hierba, la de las vacas. También les doy trocitos de nuez y, cuando es época, castañas y bellotas. A las castañas y bellotas enteras no les pueden hincar el diente, no pueden abrir tanto las mandíbulas, por lo que antes de dárselas hay que aplastarlas.

Los jerbos son básicamente vegetarianos, pero algún que otro bicho se comen en sus estepas mongolas. En las guías no dan muchas pistas de que pueden comer, solo suelen mencionar a los grillos, esa fast food de la naturaleza. Vi mencionar trocitos de huevo duro, pero me parece poco aconsejable porque mancha mucho, sus restos producirían abundantes bacterias en el suelo de la jaula. Me he atrevido a darles saltamontes, que en ciertas épocas del año abundan y que se pueden congelar para otras épocas, porque las jerbas no tienen especial interés en que los bichos estén vivos, muertos también les gustan.

También les he dado gusanitos de los que a veces hay dentro de la fruta no tratada con herbicidas, que les encantan. Las pipas de calabaza les flipan, aunque la pulpa de la misma calabaza no les interesa nada. También les gusta mucho los copos de avena (al natural) y de vez en cuando les echo una cucharada en su comedero.

Limpieza:

¿Cada cuanto hay que limpiar la jaula? Cada pocas semanas, no sabría precisar cuantas semanas son pocas.

Mi rutina de limpieza es cambiar los pelets viejos por pelets nuevos y desinfectar la jaula y los tubos (si los tiene), para lo que uso una solución de agua con lejía al 10 o 20%, que aplico con pulverizador.

Compañía:

A diferencia de los hámsters, que son nocturnos, solitarios y pasivos, los jerbos son diurnos, sociables y mucho más activos. Necesitan un compañero para vivir, normalmente un hermanito del mismo sexo porque si fuera del otro sexo, aumentaría misyeriosamente el número de inquilinos de la jaula y, si fuera un desconocido, habría duros combates territoriales.